Se me está muriendo el aifon y quiero suicidarme

Hace ya un par de meses mi aifon sufrió su primera crisis (entiendase iphone, en espanglish). Aun trabajaba en el cole anterior (ese donde estaba puteada, ese) cuando de repente la pantalla se quedó en negro y no respondía. Si llamaba desde otro teléfono, daba señal y todo, incluso sonaba mi aifon con su pantalla en negro… Y sin poder responder. Que día más duro aquel…

No hizo falta hacer nada, creo que al pobre aparato le contagiaba energías negativas de mi querido anterior trabajo y por eso (casi) estalló. Al llegar a casa y ponerlo a cargar, mi queridísimo encendió su pantallita y me inundó de un gran orgullo y satisfacción.

Pero por precaución, el señor con quien vivo (a partir de ahora Señor S, porque es un señor, nació siendo ya un señor y todo) me configuró el botón gordito en la misma pantalla para que no tuviera que meterle tanta caña al externo.

La solución ha funcionado bastante bien hasta la fecha, pero mi querido aifon (que no os lo había dicho, es el 4, nada de última tecnología) está empezando a hacer cosas raras y darme sustos. Microinfartos. Se cuelga con aplicaciones, se queda pajarito o vuelve a pedir auxilio dejando su pantalla en negro.

Quienes hayáis llegado hasta aquí, pensaréis que no es para tanto, que hay cosas más graves en este vida, que si patatín, patatán…. Se cambia el móvil y punto. Pero es que yo, necesito una manzanita en mi vida.

No por moda, de verdad que no… Es solo que yo soy bastante desastre en algunos aspectos, mis móviles padecen mucho porque suelen darse pequeños golpes, viajan en el interior de mis bolsos de Mary Poppins… Tienen una vida muy dura. Y hasta la fecha, el único smartphone que ha aguntando estóicamente ha sido mi querido aifon. Casi tres años de fidelidad aguantándome a mi!! (anterior a él tuve una blackberry que me duro no llegó al medio año… ¬¬)

Así que mi indignación crece, ya que mi gran compañero empieza querer pasar a mejor vida y gracias a mi condición de maestra, pero sin trabajo de maestra (y además estudiante de universidad privada, porque la pública de mi ciudad ya no oferta los estudios que necesito hacer) no voy a poder permitirme pagar los míseros 15-25 euros más al mes (durante dos años, eso sí) que podría costarme el nuevo aifon.

Que sí, que sí, que el señor S y yo lo hemos estado mirando, y por ese precio podría ser mío…

En serio, que vida más puta a veces la nuestra.

P.d Creo que ha quedado un post un poco superficial, no? Pero poco.

P.d 2 Puedo vivir sin aifon, claro que sí. No os vayais apensar que no (sin movil igual va a ser que no, me da pánico pensar que me ocurra alguna desgracia en mitad de vete tú a saber dónde y yo sin poder contarlo)

P.d 3 Aquí, el enfado del asunto es que tanto trabajar, tanto esforzarse, tanto no tener caprichos… que no te da ni para pagar unos 25 euros más al mes…Y que queréis que os diga. Hay momentos, que eso jode.

P.d 4 Seguro mañana se me habrá pasado.

Nos leemos pronto

Caroline

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s