Francisco Nicolás de todos los actos (o cómo llegar a la cúspide siendo un Don Nadie)

Esta mañana me he levantado con la noticia (o cachondeos varios) de un tal Francisco Nicolás. Seguramente el “escándalo” saltó a los medios hace ya unos cuantos días, pero como entre semana ando un poco liada, yo no me había enterado aún.

Como buena friki de las curiosidades absurdas que uno puede encontrar por internet que soy, me ha faltado el tiempo para buscar información del sujeto, descubrir qué había pasado y acabar riéndome con los montajes que circulan ya por la red del susodicho.

Lo primero que me ha venido a la mente es cómo el  “pinpín” en cuestión ha logrado colarse en tantísimos actos importantes y mantener contactos con peces gordos de la política únicamente tirando de labia. ¿Tan fácil resulta codearse con la flor y nata (rancia, por cierto) de este país?

Dándole vueltas al asunto, he caído en que lamentablemente en nuestras queridas altas esferas parece que todo funciona igual de podrido.

Si te digo que conozco, que soy, que hago, que manejo… aunque no sepas quién soy, de dónde vengo o qué hago en realidad, te lo vas a creer. No vas a poner en duda nada, no vaya a ser que sea verdad y encima salgas escaldado.

Es mejor asentir, sonreír y quedar bien, que plantar cara y reconocer que ahí hay algo que no cuadra.

Visto lo visto, si para todo actúan igual, aun tendremos que dar gracias de que el país no vaya peor…

Así que, una vez más, mi cabeza no deja de darle vueltas al asunto… ¿en manos de qué tipo de gente estamos?

Nos leemos pronto

Caroline

Anuncis

2 thoughts on “Francisco Nicolás de todos los actos (o cómo llegar a la cúspide siendo un Don Nadie)

  1. Lo que me parece a mí significativo de este caso, al menos una de las cosas, porque tiene tela la historia, no tiene que ver con las altas esferas, porque en realidad ese no tuvo más contacto con las altas esferas que estar cerca, más o menos, de ellas. Lo que me parece significativo es que el país está sumido en una dinámica en la que se ASUME que alguien así (20 años, pelo engominao, etc.) TIENE QUE SER consejero de alguien, por el mero hecho de que lo dice y aparenta. Aunque lo lógico sería pensar que una criatura no puede ser consejero de ningún alto cargo a tal nivel, pues no, porque si él lo dice… Y me apuesto lo que sea a que más de uno pensó: “Este tiene que ser hijo de algún pez gordo”.

    Pues eso. De Nicolás para arriba, mal. Pero de Nicolás para abajo, tontos perdidos. Y así nos va. Unos muy listos, y otros ya se ve.

    Liked by 1 person

    • Ay Bettie, estoy totalmente de acuerdo contigo, pero creo que igual no me he explicado bien. Tú lo has hecho mucho mejor que yo 🙂

      Así que permíteme solo una aclaración, cuando hablo de altas esferas no me refiero únicamente a aquellos que están en lo más alto. Me refiero a aquellos que no son simples curritos como lo somos la mayoría de la sociedad. Peces semi gordos, adinerados, grandes empresarios… Ellos también mueven mucho el cotarro (bastante) y son los que dejaron fluir la historia de “Fran”. Y entre unos y otros, hasta en la recepción real se coló. Así que a saber cómo de alto hubiera llegado si no lo llega a fastidiar él solito

      M'agrada

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s