¡Nos vamos de excursión!

La semana pasada tuve el placer de acompañar a la etapa de infantil del cole donde trabajo a una excursión a un parque natural. Hoy quiero compartir con vosotros esta experiencia, porque me pareció un recurso realmente interesante, barato y de gran impacto para los nenes.

Trabajar las estaciones del año es muy importante durante esta etapa, pero si creemos en una educación experimental y motivadora, no podemos encerrarnos entre cuatro paredes dejando de lado el maravilloso mundo que tenemos a nuestro alrededor. Abrir las escuelas más allá de su recinto es altamente recomendable y gratificante.

Hoy en día, parece que el tema excursiones se ve seriamente dañado. En mis últimas experiencias en colegios he visto como este recurso se ha visto maltratado por un millón de motivos. Falta de tiempo, preocupación por exceso de responsabilidad por parte de los profesores, recortes en presupuesto (tanto a nivel escolar como familiar) han llevado incluso a suspender estas actividades durante todo el curso escolar.

Estoy totalmente en contra de esto. Así que me asombré al descubrir el parque natural de San Vicent de Lliria, desconocido para mi hasta la fecha. Me contaban las compañeras de qué se trataba, pero no me hice a la idea hasta que pusimos un pie allí. Me enamoré.

San Vicent de Lliria

Se trata de un parque de gran tamaño donde correr libremente sin mucho peligro. Cuenta con muchas especies de árboles, un riachuelo con patos y peces de colores fabulosos. También con senderos y zona de juegos, así como mesas de picnic.

Estar entre la naturaleza, disfrutar de sus olores y colores, recoger hojas para el proyecto del otoño, ver los patos, darles de comer pan duro, andar rutas, descubrir senderos…

Sendero

Comer en el suelo, jugar a sus anchas, revolcarse, trepar por los árboles, volver a correr…

Parque natural

No hizo falta más. Aunque los niños de mi cole están acostumbrados a vivir en el campo todos disfrutamos muchísimo del día (las instalaciones del centro se encuentran en medio de quién sabe donde y muchos días salen a merendar o pasear por los alrededores. La parte buena de vivir medio asilvestrados es que luego en entorno rural no te encuentras accidentes. Ni un chichón ni un rasguño en todo el día con 6 grupos de infantil, alucinante)

Así que recomiendo muchísimo este tipo de actividades, donde el presupuesto no va más allá que el gasto de autobús por escolar, ya que la entrada a la zona es totalmente gratuita. Sobretodo a aquellos centros urbanos donde no tienen la posibilidad de experimentar con la naturaleza todos los días.

Yo, por el momento pienso hacer un picnic allí en cuanto convenza al Señor que vive conmigo 😉

Nos leemos pronto

Caroline

 

Anuncis

¿Por qué a veces escribo?

A veces me cuesta escribir. Noto como si hubiera una desconexión entre lo que mi cerebro piensa y lo que mis palabras dictan. También me ocurre a veces cuando paro a escucharme. Las cosas suenan mucho mejor cuando están dentro de mi cabeza que fuera.

Siempre he pensado que mi manera de pensar era diferente. Ni mejor ni peor. No me he considerado especial por ello. Pero si ha llegado a molestarme no llegar a las mismas conclusiones como los demás. Tener que construir mis propios caminos, realmente extraños a veces, para llegar a la misma meta.

Hace un tiempo empezamos a atar cabos, y con un millón de detalles más, puede que mi problema es que tenga dislexia. Lamentablemente con los profesionales que he podido hablar del tema me han comentado lo mismo. Todas las terapias, todos los recursos están pensados para la época del desarrollo.

Me da una impotencia muy grande saber que ahora no consideran importante hacerme un diagnóstico. Yo no quiero tener una etiqueta, no me gusta ir diciendo por ahí que soy X o soy Y. Pero sí me gustaría definir cual es mi problema para poder mejorar. Porque noto que esto crece, al igual que crecen los años.

Me dicen que no le de vueltas, que siga haciendo mi vida normal. Aunque puede que me equivoque y estemos hablando de otra cosa.

Pero hay días o momentos en los que me siento inútil, ignorante, estúpida. Cuando se que no lo soy, pero no se qué es exactamente lo que me pasa.

Entre otras cosas, por eso escribo. Intento obligarme a sacar fuera de mi ideas que fluyen pero me cuesta compartir. Porque no se si dentro de muchos muchos años, podré seguir haciéndolo.

Nos leemos pronto

Caroline