Vivimos en un caldo de cultivo constante

Crisis económica mundial, primavera valenciana, conflictos en oriente, ley mordaza, atentados contra la libertad de expresión… hace ya unos años, más o menos desde que todos fuimos conscientes que la burbuja inmobiliaria se había convertido en una crisis por mucho que lo llamaran recesión, han ido sucediendo y suceden una serie de conflictos que si los miramos desde una perspectiva ajena, lejana a nosotros, tienen un matiz preocupante.

Desde entonces no dejo de darle vueltas al asunto, y creo de verdad, que dentro de mucho años todos estos acontecimientos serán estudiados por nuestros descendientes como el caldo de cultivo de algo peor. Me recuerda semejanzas a otras épocas previas a grandes desastres.

Siento que vivimos dentro de una olla a presión que puede explotar en cualquier momento si no dejamos que la presión se diluya.

Puede que por una cuestión de edad, estos acontecimientos han tenido lugar desde que yo empecé a tomar conciencia del mundo que me rodeaba, justo cuando uno deja de ser tan egocéntrico y es consciente que no vive solo en el mundo. A veces me agarro a esa idea como un clavo ardiendo, ya que este querido mundo, a veces, parece demasiado loco y a la deriva para llegar a buen puerto.

Todo conocéis el suceso en Francia del pasado miércoles y reconozco que mi mundo se paralizó al conocer la noticia. No porque no recuerde que al otro lado del mundo se producen un sinfín de atrocidades todos los días, y basta que asesinaran a gente cuyo color de piel se asemeja mas al mío me duela mas. El terror viene ya no solo por el inhumano suceso en sí, que también, sino ademas por todas las consecuencias devastadoras que, como una reacción en cadena, pueden producirse.

Y últimamente parece que vivimos al limite de este punto de inflexión, que nos acabará por destrozar a todos.

Por lo tanto, cada vez estamos un poco mas cerca.

Nos leemos pronto

Caroline

Advertisements

6 thoughts on “Vivimos en un caldo de cultivo constante

  1. Yo tengo esa sensación de “punto de inflexión” desde hace tiempo. Como si estuviésemos al borde del colapso. Pero ya se meh a pasado un poco, porque pasa el tiempo y la cosa sigue, así que no sé 😛

    Pero de tanto en tanto veo cosas que me dan bastante miedo y me causan bastante inquietud. Y no hablo necesariamente de atentados…

    Liked by 1 person

    • A mi lo que más miedo me da son algunos pequeños detalles, que pasan de manera tan insignificante, que igual cuando nos queramos dar cuenta serán demasiado poderosos para poder luchar contra ellos. Los grandes desastres, más que miedo, me producen tal rechazo y aversión que me convencen de que hay que seguir luchando por mejorar el mundo cada día

      M'agrada

  2. Esto es una recesión pero en todos los sentidos, y una crisis moral más que económica. Yo lo estoy viviendo regular, por eso casi ni hablo del tema, el Runo es periodista y está desde el miércoles súper indignado. Es muy raro todo, a pesar de las conspiranoias y las investigaciones… El miedo es lo peor!

    Liked by 1 person

    • ¡Yo me niego a tener miedo! Aunque reconozco que a veces lo tengo a flor de piel… Pero eso es lo que quieren, los de arriba, los fanáticos o los que quieren dominar el mundo. Que tengamos miedo para creer que sólo ellos pueden salvarnos. Así que por mi parte, no les dejaré que lo consigan…

      M'agrada

  3. Yo dejé de leer los periódicos y de ver las noticias porque dañaban mi estabilidad mental, me indignaba y dolía todo lo que estaba pasando; fue una decisión cobarde la de refugiarme en mi burbuja, pero lo necesitaba porque tenía una sensación de impotencia que me estaba superando. Con el tiempo decidí “actuar localmente” para intentar ayudar a mejorar esto, y ahora he vuelto a ver las noticias (solo un ratito a la hora de comer), y aunque me sigo indignado y me sigue doliendo por lo menos ya no se me indigesta la comida… La verdad es que hay veces que miro el mundo con total incredulidad porque es alucinante los especímenes que hay sueltos…

    Liked by 1 person

    • Te entiendo perfectamente, Viento Polar. A mi me pasó exactamente lo mismo durante una temporada, y por el bien de mi estabilidad emocional empecé a mirar hacia otro lado y dejé de informarme. Poco a poco lo voy llevando mejor, pero hace ya muchísimo que me niego a ver un telediario. Me hierve la sangre muchas veces, sobretodo cómo transmiten las noticias. Así que me informo a través de Twitter, sigo a bastantes periodistas, que es de los que más me fío, algún periódico incluso y muchos twitteros indignados. Con ellos me permito filtrar la información y así soy yo quién decide cuándo y cómo enterarme de lo que pasa en el mundo. Pero eso no quita que me siga llevando algún berrinche que otro 😔

      M'agrada

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s