En estas últimas semanas…

He estado disfrutando de mis prácticas en infantil tanto, tanto, tanto… que no puedo creer que ya esté a mitad del proceso. Estoy totalmente integrada en el cole, aprendiendo, absorbiendo y exprimiendo cada momento.

He asistido a cursos de aprendizaje cooperativo y proyectos, conferencias sobre límites, pedagogía sexy y motivación por la lectura. Además disfruté de la semana de orientación profesional que celebraba mi universidad con simulación de entrevista y mejora del currículum incluido. Un montón de información que espero poder compartir algun día por aquí.

He intentado sacar horas para presentarme al examen acreditativo de B2 de inglés. Soy consciente que aún me queda un poco para llegar al nivel, pero olvidé mi preocupación y me presenté. Sé que no habré aprobado, pero realicé todas y cada una de las pruebas sin un mínimo de histeria y dando todo lo que pude. Así que estoy orgullosa del examen que pude presentar teniendo en cuenta mis limitaciones. Siendo yo, todo eso es un éxito rotundo. Sea cual sea el resultado (¡anda! ¡Tal y como enseñamos a nuestros niños!)

He empezado a mejorar mis hábitos alimenticios, nada de bebidas edulcoradas/gaseosas, fuera comida rápida (entiéndase pizzas congeladas, frankfurt y mierdas varias del súper, que no es que me hinchara a burguer o mcdonals cada dos por tres) También he intentado hacer un poco de ejercicio varias veces a la semana. Sigo sin bajar de peso y no noto cambios significativos en mi cuerpo, excepto que me siento mejor físicamente. Así que me agarro a esa idea como clavo ardiendo para no perder la motivación, porque mi cuerpo es un poco desagradecido y siempre me lo pone muy, muy difícil.

He dejado por el camino algunos de mis entretenimientos favoritos, como escribir por aquí y leer. No he podido leer prácticamente nada estos últimos tiempos. Ni libros ni blogs. (Cuando digo leer, me refiero a leer algo nuevo. En épocas de mucha faena me dedico a releer libros que me gustaron en su momento, porque conozco la historia, no me hacen pensar demasiado y me dedico únicamente a disfrutar de lo leído. Así que ya han caído unos 7 libros estas semanas, pero no entran dentro de mis lecturas 😊)

También voy al ralentí con los trabajos de la universidad. Tengo un millón de cosas para entregar antes de abril, más la memoria de prácticas en mayo y el TFG en junio. Pero lo llevo bien, no he empezado a trabajar en casi nada de ello, pero me agobio lo justo. Que todo acaba saliendo.

Esta semana que entra, por lo menos, tendré algo más de tiempo. Aunque en Valencia hay coles que empezaron las fiestas falleras el viernes, existimos muchos que aún trabajamos lunes y martes. Así que “disfrutamos” solo de dos fías falleros, a diferencia de la semana que se pilla la gente de la capi. Pero me da que este año, pasaré las fiestas enterrada en hojas y hojas de trabajo.

Y tan contenta, en realidad.

De todo y con todo.

Y vosotros, ¿qué tal estáis?

Caroline